Anselmo: un oasis en el corazón de San Telmo

Ubicado frente a la Plaza Dorrego, en el histórico barrio porteño de San Telmo, Anselmo Buenos Aires es el primer hotel en América Latina de la firma Curio A Collection by Hilton, un refugio que combina la historia de una mansión de principios del siglo XX con detalles modernos y múltiples amenities para ofrecer un servicio de excelencia.


Ubicado frente a la Plaza Dorrego, en el histórico barrio porteño de San Telmo, Anselmo Buenos Aires se alza detrás de la fachada de una histórica mansión construida en 1906, perteneciente al compositor argentino y músico de tango  Anselmo Aieta. El solar situado al 1069 de la calle que lleva el nombre del artista funcionó sucesivamente galpón, feria techada de souvenirs para turistas y estacionamiento, hasta que en 2009 el Estudio Rietti Smud encaró la construcción del hotel boutique. Inaugurado a fines de 2015, Anselmo es el primer hotel en América Latina de la firma Curio A Collection by Hilton, marca global de exclusivos hoteles  de lujo. 

Luego de traspasar un antiguo portón, me encuentro con un muro cortina que oculta la entrada de servicio; un gran cuadro con la imagen de una niña, cuyo colorido rostro que se refleja en un espejo de proporciones similares; y un inmenso candelabro que pende del techo. Es necesario atravesar una puerta doble de vidrio para que la construcción revele su estructura de claustro con su patio central sumergido por debajo del nivel peatonal. Desde la calle es imposible imaginar las proporciones y la distribución del interior.

Un cuadro de Eva Perón y una bandera argentina me dan la bienvenida al hotel. Son dos símbolos que me hacen sentir a gusto de inmediato. Avanzo unos pasos y descubro que la circulación se divide en dos: a la derecha el lobby, seguido de las habitaciones; y hacia abajo el patio urbano de más de ocho metros cuadrados, delimitado por los nuevos volúmenes y un viejo muro de ladrillo  visto que se conservó al natural sobre una de las medianeras.

A lo largo de todo el edificio, detalles modernos y vanguardistas conviven con las más bellas antigüedades: libros, juegos de mesa, mobiliario, tapetes, raquetas y muchos otros objetos más. Aquí, interiorismo funciona como continuación de la arquitectura, gracias al uso de materiales nobles y naturales, como mármoles de Carrara, maderas macizas y al natural, y alfombras de ensueño.

Asimismo, las habitaciones, elegantes y modernas, cuentan con suelos de madera, hermosos ventanales y muebles de diseño. Todas las categorías -van de los 23 a los 48 metros cuadrados- están equipadas con televisor 42”, caja de seguridad, mini bar, aire acondicionado frío/calor, secador de pelo, apoya maleta y plancha.  Desayuno buffet americano; WI-FI de cortesía en habitaciones, áreas públicas y salón de eventos; fitness center; room service; servicio de conserjería las 24 hs; trago de bienvenida; y servicio de lavandería, son sólo algunos de los amenities que Anselmo ofrece a sus huéspedes.

La decisión de enterrar el patio central tres metros por debajo del nivel de la calle permitió ganar un piso más de habitaciones en el nivel cero y optimizar el rendimiento de la altura máxima permitida, de planta baja y tres pisos. De modo, el patio se convirtió en el protagonista del hotel.

Una escalera semicubierta me permite acceder al patio gastronómico, hacia dónde se orientan las 50 habitaciones del hotel. En el primer subsuelo, sobre los dos lados largos del patio, se ubican los dos locales gastronómicos. El Almacén es un espacio moderno, decorado en tonalidades claras combinadas con toques de madera, donde se ofrecen opciones sanas y regionales para el desayuno, mientras que el “Wine Bar” sirve exquisitos platos autóctonos con un toque gourmet, acompañados por cócteles y vinos de las mejores bodegas.

Ubicado a -6,5 metros, el segundo subsuelo cuenta con un salón de eventos de 200 metros cuadrados, con capacidad para 180 personas. Este nivel se vincula con el vacío central a través de lucarnas de sección trapezoidal irregular que perforan el solado del patio.

Al excelente servicio, se suma un emplazamiento estratégico, a sólo unas cuadras de Plaza de Mayo y a metros de los bares, cafés, mercados de compras y tiendas de antigüedades más emblemáticos. Pero, sin duda, la mayor cualidad de Anselmo es la sorpresa que genera pasar del casco histórico de la Ciudad de Buenos Aires a un edificio contemporáneo, un oasis en el corazón de San Telmo.

INFORMACIÓN GENERAL

-Check-in: 15 hs | Check-out: 12 hs.

-Servicio a la habitación: de 7 a 23 hs.

-Dirección: Don Anselmo Aieta 1069, Ciudad de Buenos Aires | Tel: +54 11 5279 9000 | Mail: info@anselmohotel.com

+info: www.anselmohotel.com

Texto y fotos de Gabriela Naso.

Comartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *