Helados gourmet hechos con nitrógeno líquido

Fruto de la creatividad y la innovación, “Guilab, laboratorio de helados” ofrece una experiencia única para los sentidos. La empresa elabora helados gourmet en el momento, gracias al uso de nitrógeno líquido, en medio de un performance que incluye vestuario, humo y sabores sublimes.


“Sorbet de frutilla con Espuma de Albahaca”. La combinación poco usual, y más para un helado, hace que uno vuelva a leer la carta con mayor detenimiento. Efectivamente, “Sorbet de frutilla con Espuma de Albahaca” es uno de los gustos que ofrece Guilab, laboratorio de helados. Una cucharada basta para sentir una explosión de sabor en la boca que invade los sentidos. En ese momento, la unión de los gustos cobra sentido y conquista a quienes lo prueban.

“Guilab, laboratorio de helados” nació de la mano del chef ejecutivo Diego Guillén y la business manager Bárbara Lehrner. Durante dos años, Guillén trabajó en Londres, Inglaterra, junto a reconocidos chefs, como Jamie Oliver, e incursionó en la gastronomía molecular, que lo apasionó desde un primer momento. Gran amante de los helados, IMG_8560continuó experimentando en su casa con una batidora pequeña. A prueba y error, descubrió la fórmula para elaborar helados de distintos sabores en el acto, gracias a la magia del nitrógeno líquido, que permite congelar al instante, porque se encuentra a -196 grados centígrados.

“La creatividad y vanguardia de Londres ayudó mucho a que cada detalle esté cuidadosamente pensado. Así, lo que empezó como un juego se transformó en el sueño de traer a la Argentina esta técnica poco conocida, que busca ofrecer una experiencia diferente a la hora de tomar helados”, explica Guillén en diálogo con Travel and Taste.

“Guilab” es una experiencia para disfrutar con todos los sentidos. “Cada helado que se entrega en un evento o se vende en una feria gastronómica es una perfomance. Vertimos en la batidora la preparación del helado, líquido y comenzamos a darle frío con el nitrógeno. Sin percatarse, la gente se ve atrapada por el humo, el ruido de las batidoras y los aromas”, detalla Lehrner.

A pesar de que los argentinos somos bastante tradicionales a la hora de tomar helado y nos cuesta incursionar en la degustación de sabores innovadores, el encanto de “Guilab” logró cautivar a grandes y chicos por igual. “La alegría que se vive alrededor de nuestro espacio y los comentarios satisfactorios que recibimos continuamente son el gran motor de esta empresa”, asegura Guillén._DSC3075

En cada encuentro con los consumidores, el equipo de “Guilab, laboratorio de helados” se encarga de
explicarles el proceso y los beneficios de esta técnica, mientras se produce la magia. De este modo, la experiencia se vuelve única, porque cada persona puede ver cómo elaboran el helado que degustará en sólo unos instantes. Al ser un producto de consumo inmediato, los helados “Guilab” se destacan por ser cien por ciento naturales, sin conservantes, saborizantes, colorantes ni esencias. “Buscamos el mejor producto del mercado para cada sabor, con el objetivo de lograr un producto fresco, natural, cremoso y extremadamente rico”, señala Lehrner.

“Guilab” acaba de estrenar su Foodtruck -The Foodtruck Experience- con el objetivo de llegar a más lugares y, en futuro, llevar esta experiencia al interior del país. Por otra parte, la empresa trabaja para obtener el apto oficial de celíacos, aunque todos los helados frutales y algunos de crema no contienen TACC.

Con muchos planes de cara al 2016, la empresa continúa innovando y perfeccionándose para ofrecer un mejor producto día a día. Si todavía no probaste estos riquísimos helados hechos con nitrógeno líquido, seguí a “Guilab” a través de las redes sociales para saber dónde encontrarlos o contactalos para tu próximo evento. ¡La creatividad y el sabor no tienen límites!

Por Gabriela Naso | Fotos de “Guilab”

Comartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *