Por los caminos del Malbec

Argentina es el principal productor de Malbec a nivel mundial. De origen francés, la cepa fue introducida en nuestro país en 1853. Si bien Mendoza es la región vitivinícola más importante, de Salta a Río Negro, cada zona aporta su particularidad.

Cepa insignia de la Argentina, el Malbec sobresale por su color rojo oscuro intenso y los aromas que recuerdan a ciruelas, mora, frutillas y pasas de uva. El sommelier Juan Giacalone destaca su “muy buena concentración, equilibrio y armonía”. En boca, su calidez y suavidad se complementan con el dulzor de los taninos. 

Si bien Argentina es el país que posee mayor superficie de Malbec en el mundo, el origen de la cepa se remonta al sudoeste de Francia, donde se la denomina “Côt”. Por su color y  matices oscuros, los vinos fueron conocidos como “los vinos negros de Cahors”, en alusión a la región.

El Malbec se consolidó en la Edad Media y se fortaleció en la modernidad. La conquista del mercado inglés fue clave para su reconocimiento a nivel mundial. En 1863 la plaga de filoxera produjo estragos en la viticultura francesa y causó grandes problemas a la industria del vino.

Diez años antes, en 1853, la cepa había llegado a nuestro país de la mano del ingeniero agrónomo Michel Pouget, contratado por el Gobierno Nacional para dirigir la Quinta Agronómica de Mendoza. El proyecto, impulsado por el gobernador de la provincia, Pedro Pascual Segura, buscaba mejorar la industria vitivinícola nacional a través  de la creación de una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. La propuesta había sido presentada ante la Legislatura provincial el 17 de abril de 1853 y aprobada el 6 de septiembre de ese año por la Cámara de Representantes.

A fines del siglo XIX, la vinicultura argentina se desarrolló de forma exponencial. Pronto, comenzaron a producirse vinos que superaban con creces a los franceses. La cepa se adaptó con gran facilidad al suelo y al clima del país, donde encontró las “características ideales para desarrollarse con plenitud”, apunta Giacalone. Gracias a su adaptabilidad, hoy es posible “encontrar Malbec de excelente calidad en distinta gama de precios”, señala el sommelier. 

En la actualidad, Argentina es el principal productor de Malbec en el mundo, con casi 40 mil hectáreas plantadas, y el único país en el que se encuentran cepas originales. Lo siguen Francia, Italia, España, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Malbec. Foto de PIXABAY

“La superficie cultivada en el país, con esta variedad, llegó a las 10.000 hectáreas en 1990, a 16.350 hectáreas en 2000 y  en el ciclo vegetativo 2015 a 39.486 hectáreas, lo que representa el 17,57 por ciento de la superficie total con vid del país”, detalla un revelamiento del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

La principal región vitivinícola es Mendoza, donde “se concentra el 86 por ciento de los cultivos de Malbec, con 34.095, 40 hectáreas. Le siguen San Juan con 2.087,20 hectáreas, Salta con 1.130,31 hectáreas, Patagonia (Neuquén y Río Negro) con 994,31 hectáreas y La Rioja con 710,50 hectáreas”, según datos de “Wines of Argentina”, la entidad que promueve la marca “Vino argentino” desde 1993. Desde el noroeste a la Patagonia, cada región aporta su particularidad y encanto.

Al momento de hablar sobre el futuro de la cepa, Giacalone afirma: “Lo que viene después del Malbec es seguir experimentando con el Malbec”.

Maridaje

El Malbec acompaña muy bien las carnes rojas y a la parrilla, los quesos duros y las pastas con salsa de tomate.

Añejamiento

-Malbec joven sin añejamiento en madera: se recomienda consumirlos rápido. Asimismo, aquellos que fueron criados en madera durante algunos meses pueden conservarse de dos a tres años.

-Gran Malbec: pueden conservarse hasta una década.

Día Mundial del Malbec

Desde 2011, cada 17 de abril “Wines of Argentina” celebra el Día Mundial del Malbec, en conmemoración de la fecha que fue el “punto de partida para el desarrollo de esta cepa, emblema de nuestro país a nivel mundial”.

Texto de Gabriela Naso. Foto: Instituto Nacional de Vitivinicultura.

Comartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *