¿Qué hacer en los Esteros del Iberá?

Ubicado en el corazón de Corrientes, Esteros del Iberá es el segundo humedal más grande del mundo. Hogar de más de 4 mil especies de animales y plantas,  ofrece distintas opciones para tomar contacto con la naturaleza durante todo el año.

Con una extensión de 12 mil kilómetros cuadrados, Esteros del Iberá -que en lengua guaraní significa “agua que brilla”- es el segundo humedal más grande del mundo  y hogar de más de 4 mil especies de animales y plantas.  En las áreas más bajas, las lluvias alimentan los esteros y lagunas que caracterizan estos sectores, mientras que en las zonas más elevadas se observan pequeños remanentes de selvas paranaenses, palmares e interminables pastizales interrumpidos por algunas isletas de monte.

Un poco de historia

Durante la primera mitad del siglo XX Iberá sufrió un sostenido proceso de degradación ambiental, que generó el desplazo de su fauna y sus bellos paisajes. La depredación llegó su punto máximo en la década del setenta, cuando se extinguieron especies emblemáticas, como el tapir, el yaguareté y el venado de las pampas, debido a la caza indiscriminada. El oso hormiguero gigante, el pecarí de collar y el lobo gargantilla corrieron la misma suerte, pues no sólo desaparecieron de Iberá, sino de toda la provincia de Corrientes.

Este terrible proceso comenzó a revertirse en 1983, con la creación de la Reserva Provincial Iberá, que trajo aparejada la implementación del ecoturismo. Los cazadores se convirtieron en gaurdaparques y la fauna comenzó a recuperarse: ciervos, carpinchos y yacarés, que estaban al borde de la extinción, volvieron a verse.

Invitado por un conservacionista argentino, Douglas Tompkins conoció Iberá en los 90, casi por casualidad. Impactado por la amplitud de sus paisajes y la facilidad con la que se podían avistar grandes mamíferos, a través de la organización “The Conservation Land Trust” (CLT) compró las primeras tierras a distintos propietarios. En 1999 CLT inició sus trabajos de restauración ambiental, con el fin de devolverle sus actores al Iberá y su patrimonio a la comunidad.  Luego de varias visitas y la adquisición de otras tierras inaccesibles para la producción tradicional, pero llenas de animales silvestres, Tompkins comenzó a trabajar de modo firme en la conservación del Iberá. Así nació el Proyecto Esteros del Iberá.

En el marco de este proceso se abrieron las primeras hosterías, se liberaron los primeros osos hormigueros y venados de las pampas para lograr su repoblación, y se abrieron diez portales turísticos de acceso a los Esteros para que cada pueblo de la cuenca tuviera su oportunidad de desarrollo  a través del ecoturismo. A lo largo de los años, la organización se comprometió en la restauración del paisaje: se borraron las trazas de la producción pecuaria, se priorizaron las plantas autóctonas y la vida silvestre volvió a encontrar su lugar.

En el interior de la Reserva Natural Iberá, que abarca unas 750 mil hectáreas y está constituida sobre tierras de propiedad privada, se ubica el Parque  Provincial homónimo de 482.000 hectáreas. En 2016 Estado Nacional recibió la donación de 23.700 hectáreas de CLT y Fundación Flora y Fauna, correspondientes al paraje Cambyretá. En los próximos años, el Gobierno recibirá las tierras restantes hasta completar la donación de 150 mil hectáreas que la viuda de TompkinsKristine McDivitt, cedió para la creación del Parque Nacional Iberá.

¿Cómo llegar?

-Vía aérea: Tomar un vuelo hasta Corrientes y luego contratar un transfer o alquilar un auto.

-Vía terrestre: Se puede llegar en micro o en auto.

¿Qué hacer?

El paisaje cambia de forma abrupta al llegar al sur de la Reserva Natural Iberá, hogar de diversas especies y escenario para realizar distintas actividades de la mano de los guías locales, como avistaje de flora y fauna, cabalgatas, trekkings e intercambio cultural con los artesanos de la zona.

Las navegaciones, diurnas y nocturnas, merecen mención especial, pues garantizan el contacto directo con la fauna y la posibilidad de contemplar el paisaje con absoluta tranquilidad. Las aguas transparentes no sólo permiten observar la vegetación desde la superficie, sino que invitan a practicar snorkeling para descubrir un mundo subacuático. También existe la posibilidad de practicar pesca con devolución de noviembre a abril.

En síntesis, Iberá es un destino para visitar todo el año, que ofrece opciones diversas para tomar contacto con la naturaleza en el marco de una aventura o una estadía relajante. Además, a los atractivos naturales se suma el encanto de la cocina local, que seduce con los sabores de productos “hechos en casa”.

También te invitamos a leer NUESTRA EXPERIENCIA.

+info:  +54 9 3773 475114 | info@iberaexplorer.com | Facebook/IberaExplorer

¿Dónde alojarse?

-Iberá Lodge: ubicado a 70 km de la ciudad de Mercedes, al sur de la Reserva del Iberá, fue concebido con un singular diseño arquitectónico, según las líneas de la construcción correntina de campo y con los recursos naturales de la zona. El lodge cuenta con dos habitaciones dobles (2 camas de plaza y media), dos habitaciones triples (2 camas de plaza y media y una single), y una habitación departamento con dos dormitorios, un baño y living amplio, ideal para familias con niños. En materia de comodidades, tiene un amplio living comedor con galerías exteriores, piscina con hidromasaje, sala de juegos y gimnasio. Además, posee una pista privada y un muelle propio con salida directa a los Esteros.

Ubicación: Ruta Provincial 29 km 50, Mercedes, provincia de Corrientes, Argentina.

+info: +54 9 3773 475114 | info@iberaexplorer.com | www.iberalodge.com

-Casa Santa Ana del Iberá: emplazada en Carlos Pellegrini,  a orillas de la laguna Iberá, Santa Ana es una construcción típica  de los esteros.  El adobe y materiales locales dan la sensación de estar vivir dentro de un rancho de pueblo, con las comodidades y el servicio de la hotelería profesional. Santa Ana posee tres habitaciones triples con cama matrimonial y cama single; una habitación doble twin; y una habitación cuádruple con dos dormitorios (matrimonial y twin), conectados por una sala de estar interior, un baño y jardín semi privado, ideal para familias con niños. La casa también tiene  sala de estar con biblioteca, parques y jardines con muelle sobre la laguna y piscina.

Ubicación: Capivara, entre Pehuajó y Caraguatá, Carlos Pellegrini, provincia de Corrientes, Argentina.

+info:  +54 9 3773 475114 | info@iberaexplorer.com | www.casasdelibera.com

 

Texto y fotos de Gabriela Naso.

 

Comartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *